No se me ocurren más que palabras de halago para estos dos hermanitos. Por una parte Ariadna, que celebró su primera comunión y por otra parte Marc, que celebró su bautizo. Todo fué perfecto pero lo que mas ansiaban ellos eran las fotos posteriores al dia de la comunión, en donde no hay los nervios típicos del dia, el tiempo no corre en contra y se pueden hacer fotos mucho más divertidas sin miedo a ensuciar el vestido!!!!

Así pues os dejo una pequeña muestra de lo que fué ese día tan genial!!!!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *