Una boda para no olvidar la que protagonizaron Xisca y Abel en una finca situada en un lugar mágico de Mallorca, ni más ni menos que en s,Almunia del término municipal de Santanyi.

La boda se realizó integramente en la casa de los padres de la novia, donde no faltó absolutamente de nada

Fué una boda “alocada” donde todo el tiempo ocurrian sorpresas, lo que dió un juego increible a la fotografía. Aquí os cuelgo un pequeñísimo resumen de lo que fué ese día.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *